OmicronLab
IACP

Vitamina C ¿que es?, ¿para que sirve? y ¿donde podemos obtenerla?C

11/10/2018

La vitamina C, también conocida como vitamina antiescorbútica o ácido ascórbico, es una vitamina hidrosoluble imprescindible para el desarrollo y crecimiento. También ayuda a la reparación de tejidos de cualquier parte del cuerpo, formando colágeno (el tejido cicatricial) en el caso de las heridas o subsanando el deterioro en huesos o dientes. La vitamina C también podría ayudar a curar resfriados comunes.

 

La vitamina C es una vitamina que interviene en múltiples procesos, tales como: formación de hormonas, neurotransmisores, carnitina, conversión del colesterol en ácidos biliares, incremento en la absorción de hierro, además de su fundamental intervención en la síntesis del colágeno.

La vitamina C afecta a varios componentes del sistema inmune humano; se ha demostrado que la vitamina C estimula tanto la producción como la función de leucocitos (glóbulos blancos),especialmente neutrófilos, linfocitos y fagocitos.

 

Como antioxidante la vitamina C trabaja conjuntamente con la vitamina E, coenzima Q y el betacaroteno (pro-vitamina A) protegiendo al organismo de los radicales libres

 

 

A diferencia de la mayoría de los mamíferos, los humanos no tienen la capacidad de producir ácido ascórbico y deben obtener vitamina C de la dieta.

 

 

Fuentes naturales de Vitamina C:

Kiwi, naranja, limón, pimiento, fresas, brócoli, tomate, jugo de uva, col de Brúcelas, papa, espinacas, etc

 

A continuacion te presentamos los beneficios de la Vitamina C en distintos organos y componentes de nuestro cuerpo.

 

Hormonas

El ácido ascórbico favorece la actividad enzimática para el procesamiento de algunas hormonas, como la oxitocina, la hormona antidiurética y la colecistocinina.

 

Es indispensable para el buen funcionamiento de las hormonas producidas por las glándulas suprarrenales (cortisol, adrenalina, aldosterona, testosterona).

 

Aumenta los niveles de progesterona y estrógeno en la fase lútea de la ovulación. Se ha demostrado que las mujeres con preeclampsia tienen niveles reducidos de vitamina C y varios estudios han investigado un efecto potencial de la suplementación con esta vitamina.

 

Cerebro

La vitamina C participa en la maduración de las neuronas y participa en la transmisión de señales del sistema nervioso central a través de los neurotransmisores; como la dopamina, involucrada en procesos como el placer, la recompensa, el control motor y la memoria.

 

Piel y tejidos

Las propiedades antioxidantes de la vitamina C y su papel en la síntesis de colágeno hacen de la vitamina C una molécula importante para la salud de la piel. 

Una deficiencia de vitamina C da como resultado la disminución de la síntesis de colágeno, lo que provoca la alteración del tejido conectivo y la fragilidad de los vasos sanguíneos, el engrosamiento del estrato córneo, la cicatrización de heridas deficiente, hematomas subcutáneos, hemorragias.

 

Flujo sanguíneo

La vitamina C preserva la integridad de la barrera de los vasos sanguíneos.

Previene el endurecimiento de las arterias en

 

 

Interacción con otras vitaminas y minerales

Vitamina E + Vitamina C + Selenio >>> Mayor efecto antioxidante

Disminución de la síntesis de cobalamina (vitamina B12)

Favorece la absorción de aluminio (pero puede llegar a niveles tóxicos)

 

Dosis diarias recomendadas

Edad

Hombre

Mujer

Embarazo

Lactancia

0-6 meses

40 mg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7-12 meses

50 mg

1-3 años

15 mg

4-8 años

25 mg

9-13 años

45 mg

14-18 años

75 mg

65 mg

80 mg

115 mg

Más de 19 años

90 mg

75 mg

85 mg

120 mg

Fumadores

Las personas que fuman requieren 35 mg / día 
más vitamina C que los no fumadores.